Vuelo libre responsable y respetuoso

El creciente interés por practicar el vuelo libre con los loros de compañía pone de manifiesto que nuestra forma de entender y de relacionarnos con los loros está cambiando; un lujo para estas aves que vivirán en nuestras casas por varias décadas y un lujo para nosotros poder vivir esa experiencia que sin duda, cambiará nuestra forma de concebir a los psitácidos.

Con toda certeza creo, que de la convivencia con un ave, no hay nada más gratificante que practicar vuelo libre. Permitirles el vuelo, verlas distanciarse y tomar tanta altura que parecen convertirse en un puntito en el cielo. Para nosotros, una expresión universal de libertad, para ellas su expresión más natural. Y después, llamarlas con la misma naturalidad con la que llamamos a un perro y ellas, respondiendo con esa confianza y sencillez de quien vive en armonía sin importar que su entorno y su grupo familiar no corresponden al natural.

vuelo macao

Los psitácidos tienen la capacidad natural del vuelo, sin embargo al nacer y emplumarse no saben hacerlo, todos los loros, los nacidos en vida libre y los de compañía, deben aprender a volar.

En vida libre, durante su desarrollo, concretamente en la etapa de socialización, aprenden las habilidades de vuelo necesarias para poder despegar, aterrizar, girar, etc. y lo hacen viendo a otros individuos de su grupo y también con pequeñas prácticas en las que van desarrollando habilidades y fuerza física hasta que controlan sus movimientos y tienen suficiente fuerza y condición física para poder recorrer kilómetros diariamente.

Los loritos de compañía no pueden aprenderlo como lo harían en la naturaleza, es por ello que nosotros necesitamos ayudarle a desarrollar dichas habilidades a partir del entrenamiento con refuerzo positivo, paciencia y mucha constancia. Como si fueran deportistas y nosotros sus entrenadores, siempre contando son su participación voluntaria.

Los aspectos fundamentales en los que debemos trabajar para practicar vuelo libre de forma responsable y respetuosa son:

  • Cuidados básicos satisfactoriamente cubiertos y rutinas diarias bien equilibradas.
  • Sistema de entrenamiento basado en la participación voluntaria de las aves, es decir en el refuerzo positivo.
  • Desarrollo de habilidades de vuelo a través de rutinas de entrenamiento específicas.
  • Entrenamiento para fuerza y resistencia física, ya que el vuelo supone un gran desgaste energético para las aves.

No recomendamos bajo ninguna circunstancia la práctica del vuelo sin entrenamiento previo o sin el seguimiento de un profesional (etólogo veterinario o entrenador de animales). Las aves pueden volar, pero deben aprender a hacerlo. Lanzarlas al vuelo no es una práctica segura y por tanto no atiende a la tenencia responsable ni respetuosa de los loros de compañía.

Si te interesa el tema te recomendamos nuestro curso online

También te dejamos el enlace a nuestro libro en el que encontrarás información básica para comenzar el entrenamiento con tu emplumado amigo.

[DISPLAY_ULTIMATE_SOCIAL_ICONS]

COMENTARIOS