Convivencia armónica y entrenamiento con agapornis

Cierto que las especies pequeñas de psitácidos como periquitos, agapornis o carolinas, son más manejables, además su alimentación, alojamiento y accesorios pueden ser más económicos, pero esto no quiere decir que requieran menos atenciones o cuidados.  Ellos, al igual que una preciosa guacamaya jacinto de miles de euros, tienen equivalentes necesidades de actividad física, mental y social. Si valoramos y respetamos su vida como individuos, sin otro valor añadido, nos será mucho más sencillo verlos como realmente son.

Sin importar el tamaño, la especie o la edad, ellos merecen todo nuestro cariño y compromiso para garantizar la convivencia armónica con toda la familia.

[DISPLAY_ULTIMATE_SOCIAL_ICONS]

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.