Enlace a la suscripción al Boletín Yolcati

¡Pon un etólogo en la vida de tu animal de compañía!

IMG_4601

Diccionario en la mano, un etólogo es un estudioso del comportamiento animal en su entorno natural. Si le añadimos una formación en medicina veterinaria y una buena dosis de empatía, obtendremos un etólogo clínico.

¿Qué hacemos exactamente?

Como otros veterinarios especialistas somos unos expertos, en nuestro caso, en resolver problemas de comportamiento.

Cuando un propietario acude a nosotros en busca de una solución para un tema de agresividad o ansiedad por ejemplo, valoramos el caso, establecemos un diagnostico y proponemos un plan de terapia, exactamente como en el caso de otras patologías.

La parte más complicada de nuestro trabajo es descubrir cuales pueden ser las causas de un determinado problema de conducta. En el caso de un animal agresivo por ejemplo tenemos que descartar que la causa no sea un problema médico que genera dolor, el resultado de una experiencia traumática o más sencillamente el reflejo de un manejo inadecuado por parte del propietario.

¿Cómo llegamos al diagnóstico?

Descartamos las diversas opciones con la ayuda del historial del animal, las pruebas médicas necesarias y si hace falta a través de la videomonitorización de su comportamiento.

El tratamiento es personalizado en cada caso y suele incluir pautas para la modificación de la conducta a realizar con la ayuda de un entrenador, terapia para eventuales problemas médicos subyacentes y, si es necesario, fármacos específicos para modificar el comportamiento.

Nuestro objetivo más importante es difundir una manera más humana y respetuosa de tratar y entrenar los animales, que aplique principios y técnicas que podamos utilizar delante de nuestro niños.

Elegir un veterinario etólogo es confiar en alguien que dedica mucho tiempo, esfuerzo y energías para mejorar la vida de las personas y de los animales que la comparten con ellas.

This entry was posted in Atención clínica veterinaria, Bienestar animal, Mamíferos, Perros, Problemas de conducta and tagged . Bookmark the permalink.